Jul 2 2011

Regata Inversa Garraf

Una regata, al revés, como aquella Marbor que me encantó, pero esta vez organizada por el CN Garraf. Ayer mismo me llamó Andrés para proponerme hacerla a dos, en su Pogo clase Mini650 y aquí me tienes, controlando tiempos para cruzar la línea de salida ni antes ni después. El recorrido, de 14 nm, desde la bocana del port de Garraf hasta la boya del estany de la Murtra, en Gavà y volver. Como el primer tramo es a un largo, nos ponen una boya de desmarque media milla a barlo.

Salimos con tiempo para irle cogiendo el feeling al barco y ya veo que la ceñida no es su fuerte. Acostumbrado a cruceros de más eslora y más ceñidores, esto da una sensación muy rara, en cuanto intentas orzar un poco se para, pero se para casi en seco porque pesa poco y no aguanta la arrancada. La ola corta de cara no es que ayude tampoco.

Pero bueno, conseguimos salir bien y virando la boya de desmarque nos adelantan sólo tres -los tres últimos, porque por rating ya salíamos media hora después del primero!-, una izada de asimétrico un pelín accidentada, pero nada grave, empezamos a hacer planear el barco a 7 y 8 kts y recortamos un poquito la distancia al penúltimo, pero sólo un poco. Seguro que en buenas manos este Mini haría 10 kts grrrr… Pero bueno, no rompemos nada, la arriada la hacemos casi bien y viramos boya sin apurar demasiado. Para asegurarnos que la hacemos bien la viramos dos veces -sin comentarios-

Ahora viene la ceñida. Se supone que llegados a este punto deberíamos llevar ventaja sobre el resto de barcos, más ceñidores, para irla perdiendo poco a poco hasta la llegada. Pero el caso es que el barco que tenemos a proa se ve bien pequeñito. Aún así no nos desanimamos y decidimos sacar el máximo partido de lo que sabemos y de las condiciones. Sobre todo “concentramiento” nos repetimos. Si vas dejando caer el barco un poco coge velocidad y luego puedes ir orzando un poco hasta casi pararlo y luego caer de nuevo… no se si es muy teórico pero con esa ola y el viento menguante es la única forma de hacer avanzar el barco hacia la meta.

Cuando estamos frente a la bocana de Port Ginesta, nos queda poco más de una milla y el viento va amainando, nos llaman de la organización por si nos queremos retirar. ¡Nunca! llegaremos aunque sea de noche. Un par de bordos más y casi llegamos a la línea -entre la boya y la farola verde de la bocana-  pero muy cerca de las piedras, y mejor no arriesgar, así que… otro bordo, que ya no viene de ahí -y en ese momento el barco da un brinco y en vez de 2,5-3 kts que hacíamos en la última milla se pone casi a 5. No me lo puedo creer, ahora que ya hemos llegado?, me parece que no lo estamos llevando muy bien. Última virada y, ahora si, entramos como unos campeones llevando bien alto el farolillo rojo.

Disculpas a los que amablemente nos esperaron para la entrega de premios. La próxima vez no esperaréis tanto, prometido 🙂

Y si esto lo lee algún navegante de Mini650 y se anima a darnos algún consejo será bienvenido y recompensado con cervecitas.


Abr 10 2011

Vídeo navegando en Mini 650

Hace ya unas semanas que pasé por Garraf, puerto en el que ya tengo unos cuantos amigos, para navegar con Andrés en el Novira, un clase Mini 650 que ha estado reconstruyendo.
Novira tiene un historial largo de regatas e incluso ha cruzado el Atlántico alguna vez, en la mítica Mini Transat, aunque entonces se llamaba Bout d’Horizon. En este enlace tienes su palmarés.

A pesar de que salimos con muy poco viento, el Novira demostró que es un barco ligero y nos permitía movernos con más agilidad que el resto de veleros en el agua. Al través-largo aceleraba con alegría deslizando la pendiente de la escasa ola. Un barco muy interesante que me encantaría volver a probar en otra ocasión, con algo más de viento. Sobre todo para practicar el tema de las burdas, imprescindible para mantener el mástil de este caballo de carreras en su sitio. Mientras, unas imágenes.


Ago 24 2010

Fuegos artificiales desde el Mar

Focs festa major Sitges, 2010Anoche hicimos una visita rápida a la costa frente a Sitges para ver los fuegos artificiales desde el mar. El plan estaba claro, salimos una horita antes de Garraf para tener tiempo de sobras para fondear, cenamos algo mientras vemos los fuegos y nos volvemos a puerto. Iremos despacito para acompañar, en conserva, a otros dos veleros pequeños del puerto que también se apuntan.

Nada más salir comprobamos que hay un mar de fondo del E bastante acusado y el viento, como no, de 0,0 kts. Así que izamos la mayor para estabilizar un poco y mientras lo hacemos se para el motor. Carreras abajo, la bomba de gasoil se ha descebado con el movimiento y el motor, frío, no consigue arrancar. Tras varios intentos y la ayuda de un spray de éter (no hagan esto en sus casas y menos delante de niños), el motor arranca de nuevo cuando ya estábamos algo más cerca del acantilado…

Alcanzamos a nuestros acompañantes y les adelantamos pasado el muelle de la cementera de Vallcarca para ir localizando el sitio bueno para fondear. Ya se ven varias luces de motoras y veleros y hemos de esquivar algunos palangres en la oscuridad, pero finalmente largamos el ancla y 20 m de cadena en una sonda de 7 u 8 metros, fondo de arena. Arriamos mayor tan sólo librando el mordedor de la driza, que bien van estos rodamientos Harken 🙂

El barco no se está quieto, tan cerca de la costa las olas llegan en series de un metro de altura, ¡cualquiera se queda a dormir aquí! Así que decidimos posponer lo de la cena y disfrutamos del espectáculo mientras vigilamos de reojo al nutrido grupo de embarcaciones de todo tipo que van llegando. Algunos fondean y otros se quedan dando vueltas a poca velocidad. Cuando empieza el show debe haber más de cincuenta barcas, motoras, veleros y yates fondeados frente al casco antiguo y la iglesia de Sitges.

Momento show pirotécnico, algunas fotos… movidas!

Al finalizar, ya no tenemos ninguna duda, con este sube y baja de mar de fondo no será nada cómodo quedarse a cenar, así que volveremos a puerto y de paso hacemos más hambre. Vuelvo a la proa con un frontal y controlo como sube la cadena mientras pulso el botón del molinete eléctrico. Grito libre! y nos vamos.

La nota triste de la jornada la protagonizó el patrón de una motora gigantesca que decidió hacer una exhibición de su limitación mental dando gas a fondo y pasando entre las decenas de barcas y veleros que estaban levantando el fondeo; haciendo caso omiso a los gritos y bocinas de varios patrones. Tal vez llegó a su amarre en Port d’Aiguadolç dos minutos antes, pero esa maniobra a oscuras en medio del resto de navegantes podía fácilmente haber provocado un accidente.

El disgusto nos lo quitamos a la vuelta a puerto, compartiendo risas, confidencias y una cena entre amigos del pantalán, contando historias de navegaciones pasadas y haciendo proyectos de otras por venir.

Qué he aprendido, o mejor, ¿qué he corroborado en esta ocasión?

  • No siempre sale como se ha planeado. Navegando hay que adaptar el plan sobre la marcha. La mar siempre tiene la última palabra.
  • El vino blanco está más fresco si lo dejas un rato más en la nevera; lo que al principio parece un inconveniente, se puede volver una ventaja 😉

Jul 18 2010

Singladura Costa Dorada

Tres días a bordo del Tuxe, el First 32s5 de Bárbara, un barco increíblemente marinero, que nos ha llevado costa abajo, en busca de viento. Hace ya una semana que la ola de calor nos tiene como aplastados, pero con un poco de bebida fresca lo solucionaremos…. Al llegar a Garraf, sorpresa, la nevera no funciona, parece que ha perdido toda la carga de gas! La comida aún en las bolsas… las cervecitas calientes, gotitas de sudor… frío. No pasa nada, compramos algo de hielo y to padentro. Una vecina de pantalán nos presta una nevera portátil a 12v que probaremos también. Así pues, con el asunto del papeo solucionado, emprendemos nuestra singladura.

Hemos seguido la costa Dorada desde Garraf en dirección SSW. Como salimos por la tarde y además no soplaba casi nada de viento, decidimos hacer noche en Segur de Calefell. Nos levantamos, menos temprano de lo previsto, y tras un buen desayuno partimos al mejor rumbo que nos permite el viento, que es un 190 o algo así. En menos de una hora el viento se queda en nada y decidimos poner motor y arrumbar hacia la costa en Torredembarra. Zona conocida en anteriores navegaciones. Probaremos a fondear cerca de la Punta de la Mora, que es uno de los trocitos de costa que quedan prácticamente intactos y hay que verlo antes de que sea demasiado tarde. Llegando a la zona, el viento arrecia y nos permite navegar a vela otro rato, hasta que localizamos un punto interesante cerca de la playa de Altafulla donde fondear el ancla.
Faro de Altafulla

Maniobra perfecta y a la primera, sobre fondo de arena con 6 metros de sonda y con un margen adecuado a las boyas amarillas por si borneamos. Tras un día de tanto calor el chapuzón es obligado, así que aprovechamos para comprobar el agarre del ancla. Una pareja de delfines saltan por los alrededores, ¡nunca los habíamos visto tan cerca de la costa!

Al caer la tarde cruzamos nuevamente frente al faro de Altafulla y el puerto de Torredembarra y arrumbamos al nuevo Puerto de Roda de Barà, construido a los pies del Roc de Sant Gaietà, a pocas millas de donde estábamos. Entre la información de las cartas y derroteros y el GPS, y que estamos haciendo navegación costera, nos podemos permitir el lujo de elegir dónde queremos cenar 🙂Gps, cartas y derroterosPor aclamación popular se decide que tan duro día de navegación bien merece un premio, así que dejamos al Tuxe bien amarradito al muelle de Port Barà y nos vamos paseando al Roc para elegir la recompensa adecuada.Cenita frente al mar en Roda de Barà

Al día siguiente, en Capitanía, hacemos todo el papeleo y nos despedimos. Nos han tratado muy bien y nos ayudan con las amarras para que podamos cargar combustible. Aunque el sistema es automático un marinero viene expresamente a enseñarnos como funciona. Salimos por la bocana, mayor arriba una brisa de SW nos permite hacer un largo en rumbo directo a Garraf a 5 y 6 kts.

Las olas acompañan, el viento acompaña y tenemos hielo fresco en la nevera que irá enfriando las bebidas. Calafell, Cubelles, Vilanova, Sitges, van desfilando frente a nuestros ojos, en una mañana calurosa y soñolienta. Bajo el tórrido sol, recordamos aquella máxima de un viejo lobo de mar que en sus últimos años decía, si tuviese que darte un sólo consejo,  sería éste: usa protector solar.

¿Qué he aprendido?

  • Ir como patrón, incluso con buen tiempo y en una navegación sencilla como esta, es bastante menos relajado 🙂
    Estás todo el rato pendiente de todo y no te puedes despistar ni un momento. La tendencia natural es a ser más cauto de lo que serías yendo como tripulante.
  • No en todos lo puertos tienen amarras preparadas. En muchos no, hay que llevarlas listas por si acaso. Y yo que creí que eso iba con el amarre.
  • Las cosas practicadas muchas veces como tripulante resultan ya sencillas cuando toca hacerlas. Hay que practicar más y más cosas.
  • Con pocos recursos y sin nevera también se pueden apañar comidas bastante bien.
  • Usa protector solar

Tuxe amarado en Roda de Barà

Han sido tres días, de mar, de buen rollo entre amigos, que nos dejan como imagen al Tuxe, amarrado en Port Barà, aguardando nuestra llegada para llevarnos de nuevo al mar.


Ago 6 2009

Fotos Travesía Pitiuses 2009

Algunas fotos de la reciente travesía. Vuelta a les Pitiuses a bordo del Santa Clara.

Un montón de buenas experiencias, algunos incidentes felizmente resueltos y… la mejor compañía: