Jul 20 2011

Vídeo turbonada en Barcelona

Vídeo de la regata Tot Maresme 2011, en la que aumentó repentinamente el viento debido al frente de turbonada de una gran nube de tormenta que se estaba formando más al norte. Pasar de 8 a 35 kts en poco tiempo no debe ser un problema si te anticipas y reduces vela convenientemente, pero eso si, hay que hacerlo si lo que quieres es pasarlo bien…

No nos llegó a llover mientras estábamos embarcados, pero una hora después de atracar, el cielo se desplomó sobre nuestras cabezas.

¿Qué es un frente de turbonada?
La turbonada es un aumento fuerte y súbito de la intensidad del viento que generalmente va asociado al paso de frentes o a tormentas. Se debe al desplome de una masa de aire que se enfría rápidamente y al llegar a la superficie se desparrama en dirección opuesta al punto de origen y a veces, aunque no siempre, en la dirección del viento. Es como el agua de una cascada cuando llega al suelo, que se esparce con fuerza en varias direcciones.

En el caso de la que vivimos en esta regata, la causa más probable es que la masa de agua de la fuerte lluvia que comenzó más al norte de nuestra posición, enfrió y desplazó toda la masa de aire que la envolvía generando la turbonada.

La que sufrimos de noche esta pasada primavera durante la regata Ophiusa 2011 nos pilló más por sorpresa, pues aunque hacía un rato que veíamos algunos relámpagos en el horizonte, la noche era muy oscura y no pudimos ver la forma de las nubes hasta que llegó el “grop”.

¿Cómo se predice una turbonada?
Los grupos de nubes bajas con aspecto de frente, oscuras y definidas como un muro de hormigón, son un buen indicador de que el viento puede aumentar significativamente en poco tiempo. Así pues, ante la duda, lo mejor es hacer un rizo o dos de forma preventiva y si cuando alcanzamos la nube no ocurre nada, pues volvemos a desplegar velas y seguimos.

 


Jul 25 2010

Planeando una Travesía a Menorca

Esta tarde/noche zarpamos de Mataró rumbo Menorca. Ya hemos pertrechado a Be Water, el Sun Fast 36 que estuvimos probando hace dos semanas en la Costa Brava. Es un barco sólido y rápido, con una buena relación lastre/desplazamiento, génova enrrollable y una mayor con dos rizos. Hemos puesto al día todo el material de seguridad aconsejable y necesario para Zona 2 (hasta 60 millas). Llevamos balsa, bengalas, arneses, chalecos y hemos instalado líneas de vida en cubierta. La auxiliar irá deshinchada y estibada en el interior para dejar despejada la cubierta. Esta tarde colgaremos la radiobaliza con zafa hidrostática en el balcón de popa, junto al motor fueraborda de la auxiliar. Llevamos comida, bebida, y hasta una botella de vino para celebrar la llegada.

El plan inicial es tomar un Rv 147º, que nos lleva directos a Ciutadella. Sin embargo la méteo prevista nos obliga a tener un plan B. Olas de 2-3 mts y vientos de NE f6 que pasaran por el N de Menorca nos obligan a ser prudentes. Dado que el viento nos vendrá casi por el través y las olas por la aleta, no es del todo malo, pero las previsiones ya se sabe, lo mismo es un poco menos, como un poco más y hemos de tener en cuenta que el Golfo de León tiene un fetch importante con vientos de componente N, así que mar de fondo asegurada. Observa en los mapas de previsión, como las olas generadas llegan bastante más lejos que el propio viento.

Vientos previstos para las 0200 UTC del 25/7 (eltiempo.es)

Vientos previstos para las 0200 UTC del 25/7 (eltiempo.es)

Altura del oleaje prevista para las 0500 UTC del 25/7 (eltiempo.es)

Altura del oleaje prevista para las 0500 UTC del 25/7 (eltiempo.es)

Esta tarde debatiremos, con la última actualización de las previsiones, si salimos ya o esperamos a la madrugada. Esa segunda opción nos permitirá hacer las primeras millas de noche tranquilos y cuando empiece el oleaje ya estará saliendo el sol, lo que facilita la navegación pues ya ves bien las olas para llevar la caña con más precisión.

El plan B, si a pesar de todo encontramos que el oleaje es demasiado incómodo, sería  virar unos grados a estribor para llegar de arribada a la bahía de Pollensa. Cabo Formentor suele abrigar bien del oleaje de N.

El plan C, si las olas allí aún son muy fuertes, bajar más aún, hasta Sóller

No hay plan D

Este mediodía he estado hablando con Pepe, navegante menorquín que conoce bien su isla y la meteorología de allá y está de acuerdo con estas opciones. También me ha indicado un par de lugares para fondear a la llegada si no encontrásemos sitio en el puerto de Ciutadella. Pepe ha escrito este libro sobre táctica de regatas, que está en mi lista de los deseos desde el mes pasado. Espero hacerme pronto con un ejemplar.