Ene 28 2013

¿Se puede navegar en invierno?

Navegar en Invierno - Maresme Sud

El otro día me sorprendieron con una pregunta, que creo que es un reflejo de la visión que tiene gran parte de la sociedad acerca de nuestro deporte:

“En invierno ¿también se navega?”

Vivimos en un país donde, al referirse a la navegación a vela, muchos imaginan al velero fondeado en una idílica cala de aguas turquesas -desierta, por supuesto- y a una tripulación ocupado sus jornadas en largas siestas tan sólo interrumpidas por un chapuzón ocasional para aliviarse del calor.

El caso es que en el resto de países de Europa, esta situación es bastante distinta. Se considera una actividad deportiva, en un medio que puede llegar a ser hostil y que requiere de una formación y de unos conocimientos que exigen de pasión y de una voluntad de aprendizaje contínuo. Así que es frecuente ver a navegantes ingleses y franceses con su traje de aguas, gorro y guantes, navegando llueva o haga sol en aguas del Solent o de Bretaña. Muchos de ellos no tienen barco propio, pero si muchas millas navegadas. Centros como Les Glénans en Francia o los centros de formación de la RYA en Gran Bretaña desarrollan cursos especializados para casi cualquier tipo de necesidad relacionada con la navegación. Son cursos a los que los navegantes acuden sólo por la voluntad de aprender, ya que en sus países no es necesaria titulación para gobernar embarcaciones de recreo a vela.

En España estamos a años luz de ese modelo, hay una especie de obsesión por acumular títulos y galones rellenando exámenes tipo test y por contra, escaso interés en navegar en cuanto las condiciones no son ideales. Todo ello fortalece, aquí, una cierta imagen de actividad ociosa y opulenta, al alcance de unos pocos afortunados que no tienen otro modo mejor para broncearse en verano alejados de las muchedumbres de las playas. Dicho lo cual, uno entiende el porqué del afán protector y recaudador de la Administración que… bueno, eso lo dejo que me lío y me alejo de la pregunta, que hoy me ha dado por desvariar.

¿Se puede navegar en invierno? Si, en invierno se navega, igual de bien que en verano, y a veces hasta mejor, sólo que hay que abrigarse un poco más y estar algo más atento a los pronósticos meteo, que suelen ser algo menos fiables que en verano. Si se prevé travesía nocturna hay que usar un sistema de capas que permita mantener el calor expulsando la transpiración, y una chaqueta impermeable y transpirable. Botas de agua, guantes, gorro. ¡En una guardia de madrugada no sobra nada!

Esta mañana en aguas de Premià, segunda prueba de la regata Maresme Sud 2013, más de 25 barcos en el agua, temperatura casi agradable, pero la mayoría de tripulaciones bien abrigadas 🙂

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

Navegar en Invierno - Maresme Sud

La semana que viene comienza, en aguas de Barcelona, el Campionat Interclubs de Catalunya, donde tripulaciones de más de un centenar de embarcaciones pelearán por el podio, haga frío o haga calor.

 


Sep 13 2012

Fotos Campeonato de Catalunya de Cruceros

Hola a todos, aquí las fotos prometidas del Campionat de Catalunya de Creuers 2012 .

Hay un buen montón, así que lo he dividido en dos páginas. Clic en Next Page al pie del primer grupo para ver más.

Deseo que todos os encontréis en alguna y desde aquí felicito a la organización y patrocinadores por el esfuerzo realizado para que todos pasásemos tres días estupendos con más de 100nm de competición 🙂



Jul 22 2012

Navegar en primavera

 

Un inicio de temporada complicado, con cambios de tiempo y previsiones que no siempre se han cumplido, nos ha dejado un sabor agridulce en cuanto a los resultados en regata. Días de encalmada, algunos de lluvia y otros con buen viento, nuestro viento, el que hace volar al Naruto.

Y es que navegar en primavera es como la vida, por mucho que consultemos las previsiones, hay que estar preparado para adaptarse a los caprichos de la meteorología y como dijo el escritor inglés, ajustar las velas.

“El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas.”
William George Ward (1812-1882)

 

Navegar en Primavera

Encalmada en la regata Maresme Sud

 

TETE en regata del Maresme

TETE en regata del Maresme

BeWater al largo con Gennaker

BeWater al largo con Gennaker

Se acerca lluvia. Naruto II (Dufour 40P)

Se acerca lluvia. Naruto II (Dufour 40P)

Lluvia navegando en Primavera

Lluvia navegando en Primavera

Salida en regata Maresme (Mentha, First 45S5)

Salida en regata Maresme (Mentha, First 45S5)

Navegar en Primavera (TETE First 36.7)

Navegar en Primavera (TETE First 36.7)


Jun 15 2012

De Mataró a Blanes en regata

El pasado fin de semana hicimos la ya clásica regata patrocinada por la revista Tot Mataró, que se celebra en dos mangas, una de ida al puerto de Blanes y otra de vuelta. Es una regata de club, pero eso no impide que todos los participantes vayan con el cuchillo entre los dientes, y que ni siquiera los pequeños perdonen una. En esta ocasión, más cierto que nunca con la merecida victoria de la embarcación Tumbao que hizo un trayecto impecable, tanto a la ida como a la vuelta.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=”72157630056372643″ ]


May 30 2012

4ª regata Costa Brava 2012

Unas fotos de la edición de este año de la regata Costa Brava 2012, con salida en Mataró y llegada a Port d’Aro, virando previamente las Illes Medes.

Hacemos una salida digna y tras una boya de desmarque a media milla iniciamos el recorrido hasta cerca de las Medas con spi, a una media de 8 kts y con puntas de 10. Divertidos piques durante toda la noche con Dimna (First 40.7) y Miaja (Dufour 40) quienes optaron como nosotros por navegar alejados de la costa siguiendo el viento de gradiente.

Sobre las 2:00 am llegamos frente a las islas Medes en primer lugar (aunque otros patrones afirman lo mismo, así que supongo que de noche todos los veleros son pardos y ya se sabe :-). Comentamos que es la primera regata en que no veremos amanecer en las islas, que tal vez llegaremos a Port d’Aro aún oscuro, que tendremos que esperar para los cruasanes, que… orzada!, racha bestia, botavara al agua, dos orzadas más y todos a proa a bajar el spi. Seguiremos con génova, pero la alegría nos dura dos minutos porque el viento empieza a amainar, hasta detenerse por completo.

Nos encontramos con una calma absoluta que nos hace perder todo lo ganado hasta entonces, mientras observamos con desesperación que los que optaron por una navegación más cerca de la costa van apareciendo por babor, ocultando con su silueta las luces de l’Estartit. El resto de la flota, que habíamos dejado un buen trecho atrás, también se acerca inexorablemente y cuando queremos darnos cuenta los tenemos encima. Nosotros parados sin conseguir arrancar el barco y a nuestra popa, como una aparición, el Petrus (Dufour 40) con su enorme asimétrico y avanzando en silencio en la noche nos da alcance y se pierde a nuestra proa apuntando a las boyas que contornean el área protegida de las islas Medas. Otros barcos más ligeros aprovechan la mínima racha para ir ganando posiciones.

Cuando sale el sol apenas hemos conseguido rodear el conjunto de islotes.. Hay una veintena de barcos en un pequeño radio y cuatro más algo adelantados, un par de millas pero también parados. Probamos, spi, génova, el otro spi. Escotas finas para quitar peso y dejar que infle con el más leve suspiro hasta que finalmente alcanzamos una zona con algo de viento y podemos trazar unos bordos en ceñida en dirección a la meta.

Como en esta ocasión vamos 9 tripulantes a bordo, nos colgamos de la banda para mejorar unos grados el rumbo y así conseguimos recortar poco a poco distancia a Mentha (First 45 s5) camino de Port d’Aro, adonde llegamos en poco más de 19 horas de regata.

La regata Costa Brava, que en origen fue la “Rumb a Roses”, está ya establecida y con marca propia en el circuito de regatas de altura. Me permito proponer que en un futuro los organizadores incluyan el recorrido de vuelta a Mataró como una manga más de la regata que sumase en la clasificación final. Creo que podría ser un concepto interesante y permitiría aprovechar el traslado de vuelta para competir. Claro que entonces no podríamos parar en Can Flores para comer una paellita 😉

Y las fotos…